Las mujeres y su participación en la industria de las apuestas

¿Quién creería que las mujeres también hacen fuerte en los números arrojados por una de las industrias más grandes a nivel mundial? Yo diría que muy pocos… Ya que es un tema un poco difícil de creer dado que desde tiempos memorables, se ha establecido que este tipo de actividades son única y exclusivamente direccionadas para la comunidad masculina y la participación de la mujer, o al menos de una mujer decente, no deben de ser incluidos en este tipo de actividades.

Pero a pesar de lo que se pensara o quizá por revolución y contrariedad, la intervención de la mujer en la industria de los juegos de azar se ve reflejada desde 1968, cuando la primera mujer tuvo el valor de asociarse a la comunidad de apostadores e involucrase activamente en sus juegos, reglas y situaciones culturales.

Este paso realizado por la señora María Soledad Romera Romera dio un gran revuelco en lo que se pensaba sobre la aceptación social de este tema, se produjeron comentarios y miradas inquisitivas entre vecinos y amigos y se crearon situaciones de inconformidad que produjeron una serie de obstáculos para la plena aprobación de su participación en la industria pero aun así, con el paso de los años se dio vía libre a la incursión de la mujer como parte de esta industria.

Hoy en día se puede vislumbrar que el 20% de los socios y participantes en la industria de apuestas son mujeres, es decir, de cada 7 integrantes que participan como socios activos, 3 de ellos son mujeres. Lo que nos arroja rangos de 700 hombres y 300 mujeres por asociación revelando que el mundo se encuentra en constante cambio y que la participación de la mujer en todos los aspectos de la vida es inevitable, por lo que es posible encontrar juegos diseñados para ellas, promociones especiales para el género femenino e incluso apuestas exclusivas para esta comunidad que continua en crecimiento con el paso de los años.

María Soledad, quien aun es socia de la comunidad de apuestas y juegos de azar busca animar a las mujeres a ser parte de este mundo que durante años ha sido catalogado como “para hombres”  y alienta a integrarse a la comunidad de juegos, disfrute y goce que ofrecen los casinos tanto en línea como los casinos físicos.

Además, hay que recordar que los casinos no solo son los juegos, es un mundo de actividades que pueden ir desde conciertos de artistas, obras de teatro, eventos musicales e incluso actividades lúdicas para la familia.