Actividad solidaria de la lotería en Latinoamérica

La lotería ha sido por mucho tiempo la figura que enlaza la solidaridad y los juegos de azar en todo el mundo, ya que, desde la época medieval, pasando por la conquista y hasta nuestros días se ha utilizado como pieza clave de entretenimiento para todas las clases sociales, sin excepción. Pero también como una herramienta importante para recaudar fondos que son destinados a desarrollar proyectos de causas sociales que benefician a los más necesitados.

Aunque en Latinoamérica y en el mundo existen empresas privadas que operan la industria de los juegos de azar, los diferentes entes gobiernos se han encargado de que un porcentaje de esta actividad; de acuerdo la normatividad vigente en cada región; se encause a las arcas destinadas a la beneficencia y solidaridad.

El azar solidario en Latinoamérica

La historia cuenta que la primera lotería solidaria se creó en Francia en 1520 con el fin de ayudar a los niños, pero desde esa época hasta la actualidad en Latinoamérica la lotería ha sido parte de las herramientas estatales destinados a generar recursos para erradicar el analfabetismo; proteger a los niños y ancianos; disminuir la situación de pobreza y cuidar la salud de las clases menos favorecidas.

La lotería nacional de México es considerada la más antigua de Latinoamérica, ya que se fundó en el año 1770 y se creó con fines solidarios, que a través del tiempo han servido para proteger a los pobres, ayudar a construir el ferrocarril, redistribuir la riqueza y generar nuevas fuentes de empleo a través de instituciones gubernamentales que salvaguardan los recursos generados por esta industria.

En Chile La Lotería de concepción fundada en el año 1921, al igual que la Polla chilena fundada en 1934, poseen una filosofía muy arraigada de solidaridad, ya que un porcentaje de las utilidades de la venta de la lotería está destinada en gran medida a fomentar el crecimiento económico de la región y a apoyar instituciones como: el Fondo Nacional de Salud, el Consejo de defensa del niño, el Consejo de protección a la ancianidad, la Corporación de ayuda al niño limitado, la Cruz Roja y los Bomberos.

En Argentina se fundó la Lotería Nacional  en el año 1893  y a pesar de que  en el tiempo se han presentado épocas de prohibiciones estatales sobre los juegos de azar y las loterías,  han surgido algunas reformas  que le han dado vía libre a las regulaciones estatales en cada provincia, pero nunca se ha dejado de lado el espíritu solidario de la lotería de apoyar  causas benéficas que incluyen la protección de los niños y los ancianos, con miras a mejorar la calidad de vida de la sociedad en general.

En Ecuador se fundó la Lotería de beneficencia de Guayaquil en el año 1894 con objetivos solidarios claros, ya que los recursos  destinados a la creación y mantenimiento de hospitales, cementerios, escuelas y manicomios  se recaudaban a través de donaciones particulares que en el tiempo fueron insuficientes y a corto plazo serian una fuente foránea, por tanto vieron la necesidad de institucionalizar recursos para salvaguardar las instituciones gubernamentales creadas en beneficio de toda la sociedad

La Lotería de Colombia ha existido desde la época del virreinato de la nueva Granada en el año 1801 y a pesar de que en la actualidad existen loterías departamentales que se regulan por el gobierno de cada región, desde siempre un porcentaje de los recursos de los juegos de azar y en especial de las loterías se han destinado a la asistencia social y en forma especial a la salud del pueblo colombiano.