Casino, suerte y curiosidades

Los aficionados al juego son conscientes de que la mejor forma de jugar los juegos de azar y de casino, es no jugarlos. Pero, ante el deseo de jugar y apostar, lo mejor es hacerlo pocas veces, porque si se apuesta mucho, se consolidan las pérdidas y aumentan en la medida en que se sigue apostando. Es de todos conocido que apostar en los juegos de azar, es la mejor forma de transferir dinero a la cuenta de alguien más.

En vista de que no faltan los optimistas que buscan recursos bien intencionados para ganar y recibir grandes ingresos por este medio, en los alrededores de los casinos no falta un buen vendedor de manuales con la fórmula secreta para vencer al casino y hacerse millonario apostando en los juegos de azar, es muy curioso que, por unos pocos pesos, vendan el secreto de tan altos beneficios.

En el póker existe una combinación de cartas muy popular: “La mano del hombre muerto”, esta mano está compuesta por dos ochos y dos ases, en 1870 en Dakota, fue asesinado el jugador Wild Bill Hitchcock, en el Lejano Oeste. En el momento de su muerte en su mano, tenia esta combinación de cartas.

En las Vegas, en el casino Horseshoe Club en los años sesenta, colocaron un millón de dólares dentro de una estructura de vidrio blindado, en forma de herradura. La herradura de más de dos metros de alto y con casi mil kilos de peso, era visitada diariamente por unos 600 turistas, con la ilusión de posar, para una foto, junto a un millón de dólares.

El sándwich nace en un casino. El Conde de Sándwich, John Montagu IV, era un gran jugador de cartas que llevado por su pasión descuidaba la alimentación, para aliviar esto, comía utilizando dos tajadas de pan para no ensuciarse las manos y evitar manchar las cartas, antes que nada, para no abandonar el juego.

El póker es uno de los juegos de casino más populares. Las estadísticas muestran que un tercio de los jugadores de póker en los Estados Unidos, son mujeres.

En Mónaco está ubicado el casino más famoso del mundo, el Casino Montecarlo.  Millones de turistas llegan cada año para conocer sus instalaciones y a disfrutar de la mejor atención y servicio.  Pero, para los ciudadanos de Mónaco está prohibido el ingreso.

La suma de los números que integran la ruleta, 0 al 36, tiene como resultado 666, el “número del diablo”, su creador es el matemático y filósofo francés, Blaise Pascal, este juego es equilibrado y guiado totalmente por el azar.

Los casinos están llenos de curiosidades en las que el placer y el azar se juntan para deleitar a lsus aficionados y brindar a los sentidos, emociones indescriptibles.