Casinos Flotantes: Puro lujo.

Desde los años 30 los juegos de azar quisieron alejarse del escrutinio público y gubernamental, por eso la majestuosidad de los casinos se trasladó a grandes embarcaciones detenidas en las bahías del mundo, donde los juegos de azar estaban acompañados de grandes espectáculos, licor, dinero, etiqueta y glamur.

Estos casinos flotantes eran un referente de lujo donde lo más selecto de las elites de la sociedad mundial hacían apuestas sin ningún control estatal, sin embargo, los tiempos han cambiado y muchos de estos lugares se han quedado en el olvido debido a las fuertes regulaciones del gobierno y los altos costos de mantenimiento.

En la actualidad muchos de los casinos flotantes que se encuentran vigentes en América latina se han tenido que reinventar y superar la crisis que les dejo la intervención de la mafia, el crimen organizado y las investigaciones de lavado de activos.

Los casinos flotantes en la historia.

En el siglo XX muchas naves se anclaron a 3 millas náuticas de tierra firme para ser adaptadas como casinos de lujo en las bahías de Estados Unidos de América, donde el gobierno no tenía jurisdicción, luego el gobierno amplio su dominio a 12 millas náuticas haciendo difícil el mantenimiento de estas embarcaciones. En los años 20 y 30 en la bahía de California se podía apreciar la imponencia de las naves de juego y azar, sin embargo, los incendios y los naufragios hicieron de las suyas para terminar con muchos de estos lujosos lugares.

Algunos otros barcos de juego que operaban en las bahías de Estados Unidos afrontaron una dura lucha estatal hasta el año 1948, cuando el presidente Harry Truman cerro definitivamente la posibilidad de operar cualquier casino flotante en aguas territoriales del país.

En el cono sur los casinos flotantes incursionaron con el buque Estrella de la Fortuna en aguas territoriales de Argentina en el año 1999 y a pesar de muchos procesos legales han podido mantenerse a flote; con una concesión vigente hasta el año 2019; como una réplica de los lujosos casinos flotantes de Estados unidos de América. En la actualidad es un referente de diversión y entretenimiento que destaca restaurantes, espectáculos y más de 100 mesas de juegos, donde el blackjack, el póker, los dados, la ruleta y el baccarat compiten con las apuestas deportivas, los videojuegos y la ruleta electrónica 24 horas al día, para hacen alucinar a los visitantes de todo el planeta.

En el mundo entero los juegos de azar han captado la atención de un vasto público que quiere disfrutar de una manera diferente la experiencia de entrar en el mágico mundo de las apuesta y las probabilidades,  por eso fuera de estos casinos flotantes anclados   a pocas millas náuticas de tierra firme,  las empresas de turismo y la industria del azar integran a los trasatlánticos de lujo, los cruceros y las grandes naves  que navegan en aguas internacionales grandes salones donde los juegos más populares como el blackjack, el póker, la ruleta , las máquinas tragamonedas y muchos otros juegos están avalados con sofisticados instrumentos tecnológicos, amplios estándares de seguridad y un sinnúmero de oportunidades, donde el visitante puede pasar el tiempo, ganar grandes sumas de dinero y divertirse mientras llega a su lugar de destino.