El azar manipula las emociones en las fiestas navideñas

La época navideña está llena de color, viajes, rica gastronomía, obsequios, reuniones familiares y entretenimiento que van acompañados de grandes emociones, que las empresas de marketing saben. Por tanto, no desaprovechan la oportunidad para manipular  sutilmente las necesidades, sueños y deseos de las personas por medio de herramientas publicitarias que ofrecen destacadas ofertas  con bajos precios y diversas formas de pago, generando impacto en los transeúntes desprevenidos o  diseñadas a la medida de los visitantes del ciberespacio; buscando en todo caso impulsar el mercado y ofrecer bienes y servicios que pueden llegar a generar satisfacción  y felicidad en estas esperadas fiestas.

Las fiestas decembrinas están llenas de tradiciones y una de ellas es apostarle al azar con los sorteos de las loterías navideñas que prometen no solo grandes sumas de dinero, si no que la publicidad las enlaza emocionalmente con actos fraternales, de unión familiar, de ayuda y emociones humanas, que mentalmente impulsan a comprar los billetes de lotería y retar a la suerte como un acto de amor, felicidad y unión familiar.

Azar, tecnología y fiestas navideñas

La tecnología ha hecho que los seres humanos revelen sus emociones a través de su huella digital, porque cuando se ingresa a un sitio web o se compra algún producto; ya sea en un establecimiento físico o en línea; se deja un rastro que los expertos en mercadeo analizan para otorgar un perfil a cada usuario, de tal forma que  luego se envié información tentativa que manipule sus emociones de acuerdo a sus intereses, miedos, gustos y necesidades latentes, donde muy probablemente el usuario encontrara ofertas atractivas que lo lleven a explorar y lo seduzcan a tal punto que se convierta en un  fiel usuario o comprador.

Con respecto a la industria del entretenimiento, en la época de fiestas navideñas se incrementa notablemente los compradores de lotería, ya que se han propuesto sorteos navideños que a través del tiempo se han convertido en parte de las tradiciones y costumbres de esta época. El sorteo de navidad se institucionalizo en España en los años 1811 con fines de beneficencia y ha sido el precursor de los sorteos de lotería navideña en muchas partes del mundo, generando un ambiente festivo, lleno de grandes emociones, expectativas y deseos; gracias a la suerte, los premios y el azar.

El azar manipula las emociones en las fiestas navideñas y los expertos en marketing ven en ello una oportunidad valiosa, ya que la tecnología lleva anclada sofisticadas herramientas que definen las necesidades, gustos y deseos de los consumidores.  Por eso sobre todo en esta época donde el ambiente festivo y el espíritu navideño se hace presente, las empresas manipulan las emociones con publicidad que denota felicidad, nostalgia, confianza, espiritualidad, fraternidad y amor, ofreciendo ofertas de compras, suerte y diversión.

Sin embargo, no se olvidan de los que por algún motivo o gusto pasan las fiestas en casa, ya que para ellos ofrecen también novedosas ofertas que incluyen plataformas virtuales llenas de productos, gastronomía, música, juegos de video y sitios de azar, donde las promociones, bonos y grandes oportunidades de diversión están a pedir de boca, acompañados de la oportunidad de ganar grandes sumas de dinero mientras se divierte.