El lenguaje no verbal en los juegos de azar

En las actividades cotidianas y en el mundo del azar el lenguaje corporal o no verbal es más utilizado en la comunicación que el lenguaje verbal, ya que los gestos, sonidos y movimientos de nuestro cuerpo trasmiten sentimientos y sensaciones que pueden ser interpretadas por el receptor como fortaleza o debilidad, sin emitir una sola palabra.

Los tells o señales corporales que develan las actuaciones, pensamientos y sensaciones son innatas o adquiridas en el ser humano y un jugador de casino lo sabe; especialmente si es de póker, donde la habilidad puede marcar la diferencia; por eso interpretar el lenguaje no verbal debe ser parte de una buena estrategia cuando se quiere ganar.

¿Cómo interpretar el lenguaje no verbal en los juegos de azar?

Los estudios en comunicación gestual concluyen que en muchas ocasiones no coincide el mensaje con los gestos, por tanto, la comunicación es inexacta, sin embargo, en los juegos de azar podemos diferenciar algunos signos del lenguaje no verbal o tells que pueden ser útiles al determinar cuál es la siguiente estrategia a seguir en el juego, veamos:

Tells inconscientes: El nerviosismo, la incertidumbre y la inexperiencia pueden llevar a generar algunas reacciones en nuestro cuerpo que no se pueden evitar, por eso muchos jugadores optan por el Botox para evitar los gestos en la cara o utilizan prendas como gorras o gafas que los cubre, sin embargo, hay otros gestos inconscientes que los delatan, entre los cuales tenemos:

  • Gestos como acariciar la barbilla o colocarse los dedos en la boca indican una posición reflexiva donde se tiene opciones.
  • Frotarse las manos, cambiar constantemente de posición y tener los hombros caídos son señales de una mano débil.
  • La respiración irregular y el nerviosismo son signos difíciles de ocultar, por tanto, insinúa una mano mala o poco consistente.
  • Un jugador que evita la mirada de los contrincantes y mantiene su mano tapando la boca muestra que quiere esconder sus emociones, por tanto, logra no revelar su juego fácilmente.
  • Mirar las cartas y desviar la mirada a las fichas, indica que se siente seguro para apostar y está haciendo un cálculo mental para definir cuál es el movimiento adecuado en el juego.

Tells conscientes: El lenguaje corporal o no verbal constituye una herramienta muy valiosa para los jugadores experimentados, ya que mandan señales equivocas a sus contrincantes, de tal forma que logren sus metas en el juego, convirtiéndolos en los maestros de la manipulación. Entre ellas, tenemos:

  • Una sonrisa franca, no mirar fijamente a la cara del contrincante, hacer las apuestas de forma educada, son signos de un jugador que sabe lo que hace y tiene una buena mano.
  • Cuando se entregan las primeras cartas y el jugador mira hacia otro lado aparentando una mala mano, está indicando todo lo contrario.
  • Manipular las fichas fuera del turno e intentar recoger el bote en forma anticipada, son muestras de un juego débil.
  • Apostar en forma exagerada y querer mostrar el juego, son síntomas de querer ocultar el nerviosismo y la ansiedad que le producen tener una mala partida.
  • Si se hace la apuesta en forma autoritaria para llamar la atención es probable que no tenga un buen juego. Por el contrario, el que hace las apuestas manejando un bajo perfil podrá ser el que salga victorioso.

El lenguaje corporal en los juegos de azar y en la vida siempre serán un as bajo la manga del que los sepa manejar, sin embargo, deben estar mezclados con habilidades, técnicas y buen juego para lograr triunfar.