Inteligencia Artificial para vencer el azar.

La simulación de procesos humanos a través de máquinas computarizadas ha revolucionado la forma como la ciencia puede mejorar muchos procesos que son útiles para la humanidad, al tiempo que desafía las capacidades y habilidades del individuo. Sin embargo, el ser humano en su afán y osadía de construir lo inconstruible y desafiar la perfección de la creación, ha implementado herramientas tecnológicas que buscan en forma incansable superar el cerebro y demostrar que una maquina con inteligencia artificial puede llegar a ser más inteligente que el hombre.

La inteligencia artificial por medio de algoritmos creados por el hombre ha retado al azar y se ha convertido en un participante más de las mesas de juego de los casinos. Sin embargo, se ha visto enfrentado a juegos como el póker donde el pensamiento humano se convierte en una gran estrategia de juego que una maquina no puede llegar a intuir a pesar de su avanzada inteligencia.

Los computadores VS el cerebro humano

Los investigadores de ciencias de computación han querido hacer apuestas muy fuertes para vencer el azar, por eso han ideado programas como Deep Blue para jugar ajedrez; AlphaGo, para competir en el juego de mesa llamado Go y Claudico y Libratus para jugar póker.

Deep Blue fue el nombre que IBM; multinacional tecnológica de Estados Unidos de América; le dio al primer jugador computarizado, cuyo proyecto empezó en el año 1989 para desafiar en ajedrez al maestro Garry Kasparov y que a pesar de no conseguir su victoria en el primer intento, se fue perfeccionando con algoritmos más estructurados, logrando vencer en forma contundente a uno de los cerebros más privilegiados de todos los tiempos, en un encuentro que finalizo en el año 1997, donde fue necesario admitir que la inteligencia artificial posee grandes ventajas sobre el cerebro humano.

AlphaGo es un programa de inteligencia artificial diseñado por Google Deep Mind para competir con los jugadores de Go (juego de estrategias en un tablero con fichas para dos jugadores). Desde el 2015 cuando AlphaGo se enfrentó a uno de los mejores jugadores profesionales de Go de China, hasta nuestros días, ha demostrado que la inteligencia artificial se puede perfeccionar hasta el punto de convertirse en una súper máquina que por medio de inyecciones tecnológicas puede derrotar en este juego al mejor superhombre de la tierra.

Claudico y Libratus son la creación del profesor de computación Toumas Sandhold  y el estudiante Noam Brown,  para desafiar a los jugadores de póker profesional de todos los tiempos, sin embargo no ha sido fácil, ya que el póker es un juego de probabilidades de enorme complejidad donde los jugadores deben tomar decisiones, por tanto la máquina debe ser más lista que los participantes de la mesa  y aunque con Claudico no consiguió ganarle al cerebro humano, con Libratus; que es una versión mejorada; ha logrado  grandes victorias.

Los profesionales de las ciencias de la computación han retado el azar logrando grandes partidas, sin embargo, el póker es un desafío que aún tiene que ganar, pero no es de extrañarse que las máquinas con inteligencia artificial puedan llegar a descifrar la cara de póker o farolear si es necesario.