La Ruleta

<La ruleta se destaca entre los juegos del casino, por ser  100% azar, si se juega sin trampas, no hay manera de saber a ciencia cierta dónde caerá la bola en cada una de las tiradas. Todos los números tienen las mismas probabilidades de ser el elegido por la bolita.

A la ruleta se le conoce como el juego del diablo,  la suma de los números de la ruleta es 666. Esta historia fue la primera promoción que recibió la Ruleta, e hizo que su fama se extendiera por Europa y fuera el juego con más popularidad a nivel mundial.

La Ruleta se origina en Francia en el siglo XVII, se piensa que su creador es Blaise Pascal, pero fueron los hermanos Blanc, quienes decidieron incluir el número 0 y que la ruleta fuera del 0 al 36. Tiempo después las salas de juego, buscando obtener mayores ganancias, añadieron el doble 0. Permitiendo esto que el casino aumentara sus utilidades de 2.7% a 5.26% haciéndola más rentable. Esta nueva presentación de la Ruleta se extendió por Estados Unidos, dando inicio a la Ruleta Americana. Esta es la diferencia entre la Ruleta Europea y la Ruleta Americana.

Las variaciones de la Ruleta son pequeñas diferencias entre una y otra, pero la ciencia del juego es la misma para todas: gana quien acierte en la predicción del número en que caerá la bola.

La Ruleta Francesa tiene 37 números, la mitad negros y la otra mitad rojos y un 0. La Ruleta Europea es exactamente igual, pero tiene  variantes en la forma cómo se juega.

La Ruleta Europea tiene varias reglas: La Partage y En Prison. En La Partage el jugador puede apostar a rojo/negro, par/impar, y si la bola cae en 0, el apostador recupera la mitad de su apuesta, disminuyendo la ventaja de la casa. Y En Prison, si la bola cae en el 0 y el jugador realizó apuestas en rojo/negro, par/impar la apuesta queda en la cárcel y al realizar una segunda jugada con la misma apuesta, y el apostador acierta, se le devuelve la totalidad de la apuesta, pero no ganará más dinero.

La Ruleta Americana, ofrece una mayor ventaja para la casa, por ende la que más perjudica al apostador, ya que tiene 38 números; no tiene ninguna regla que compense con algún beneficio al jugador. Por eso es que esta modalidad no es muy recomendada.

Jugar a la ruleta es muy fácil, sólo debemos escoger un número o varios y el color, si se acierta,  gana de lo contrario pierde.

Jugar a la Ruleta es sencillo, los apostadores colocan sus fichas en el tapete, sobre los números a los que quiere apostar, con un tiempo límite,  cuando  el crupier dice  “No va más”, ya no se puede hacer más apuestas y se tira la bola. Cuando la bola se detiene en un número, el crupier indica que fichas han ganado y paga a los afortunados ganadores.

En la Ruleta la casa siempre gana y el jugador no tiene más posibilidades, por muy bien que juegue, de todas formas se puede ganar si la suerte está del lado del apostador y éste da un buen tratamiento a sus fondos.

Todo esto hace de la Ruleta un juego muy entretenido, llamativo y divertido.