Las estafas más sorprendentes en la historia de los casinos.

A través de la historia las personas han ideado la forma de ganar dinero fácilmente y no es novedad que los jugadores de un casino fuera de divertirse quieran ganar muchas monedas para echar en sus bolsillos.

Los asiduos apostadores de los casinos se acercan sutilmente utilizando estrategias matemáticas y estadísticas que les permite en diversas ocasiones descifrar los algoritmos de la casa y ganar, sin embargo, como las apuestas tienen una ventaja matemática para la casa que cambia de juego en juego, la mayoría de las veces las ganancias se obtienen solo por el azar y los jugadores crean mecanismos maquiavélicos que terminan en una gran estafa.

La creatividad no tiene limites cuando se trata de vencer el sistema y hacerle trampa a los diversos juegos que ofrecen los casinos.  Las grandes estafas en la historia de los casinos han servido para recrear grandes producciones cinematográficas e ingeniosas obras literarias. Ente las estafas más sorprendentes de la historia de los casinos podemos nombrar:

  • Estafa de casi un millón de dólares a un casino de Estados Unidos perpetrada por ciudadanos coreanos con un artefacto llamado Hold-out que tiene un mecanismo para esconder cartas bajo la manga. Uno de los individuos remplazo las cartas durante varias semanas cuando jugaban punto y banca mientras el otro escondía las cartas del croupier. Después de analizar los videos de seguridad por las autoridades competentes dos de los delincuentes fueron aprendidos y llevados a juicio en una visita posterior a Estados Unidos.
  • En Francia en el año 1973 un croupier de un casino con la ayuda de su hermana y un amigo crearon un trasmisor que se podía acomodar perfectamente en la cajetilla de cigarrillos que utilizaba la mujer y una bola de ruleta que recibía la señal para caer en seis números posibles con una precisión del 90%. Alcanzaron a defraudar al casino por cinco millones de francos, pero posteriormente fueron arrestados.
  • En Italia desfalcaron una casa de juegos por un monto aproximado de 62.000 euros, utilizando lentes de contacto especiales que permitían ver nítidamente la tinta invisible con que alguien del casino marcaba las cartas para ganar tranquilamente reñidas partidas de póker, desafortunadamente para el jugador fue arrestado posteriormente.
  • En Australia un jugador de póker de limite alto estafo a la casa de juegos por un monto de 33 millones de dólares con la ayuda de un asistente que ingreso en forma electrónica a las cámaras de video, informando al jugador de las cartas de los demás participantes. Los equipos de seguridad detectaron la violación del sistema incriminando a los participantes.

Estas estafas y muchas más han hecho que los casinos físicos y las plataformas online fortalezcan cada vez más la seguridad y las estrategias electrónicas para evitar que algunos avivatos desfalquen la casa de juegos sin efectuar estrategias que los lleven a divertirse y ganar honradamente.