Los juegos de azar y las probabilidades

Las probabilidades proporcionan armas para enfrentarse a juegos de muy diversa condición. En los juegos de azar se presentan situaciones que van construyendo teorías, que, en la práctica, pueden ser de mucha utilidad. Estudiando las estrategias proporcionadas por las probabilidades se puede incrementar la posibilidad de tener éxito en los juegos de azar o en situaciones en las que se deba tomar una decisión.

La relación existente entre juego y probabilidad surge y se incrementa cuando se aplica en los juegos más populares: dados, bridge, golf, futbol, tiradas de monedas, aunque, los juegos y apuestas no podrán ser dominados en su totalidad, bajo una misma condición y al que siempre le quedará otra elección.

Con el uso de la aritmética básica en sólo cuatro reglas elementales puede obtener grandes beneficios a la hora de realizar las apuestas.

Son los juegos de azar, pues, los responsables de que apareciera la probabilidad, al tratar de resolver problemas relacionados con ellos. El origen de la teoría de la probabilidad nace en 1520 cuando el matemático Cardano, escribe “el libro de los juegos de azar”. Luego en 1777, el conde Buffon, le inserta otra rama a la teoría de probabilidades, basada en consideraciones geométricas.

Todos nos hemos preguntado en alguna oportunidad si existe un método infalible para ganar en los juegos de azar y las apuestas. Jugando con las probabilidades se podría obtener una respuesta.

En la obra “la teoría de las probabilidades y sus secretos”, el matemático inglés John Haigh, responde de una forma entretenida y analizando, con concepto matemáticos fundamentales, una amplia cantidad de situaciones de la vida cotidiana, donde las probabilidades sirven de pretexto para abordarlos.

Los juegos de azar están estrechamente unidos a la probabilidad.

En la posibilidad de ganar intervienen distintos factores: la destreza que se tenga para hacer el cálculo y la habilidad del jugador. Pero, si fuera tan fácil no se llamarían juegos de azar, el jugador más experto falla ante la intervención del azar.

La probabilidad está presente en la cotidianidad, matemáticamente se puede comprobar el por qué se gana o no la lotería. La probabilidad es un tema extenso y delicado. Los juegos de azar han existido desde siempre y no desaparecerán gracias a que, a pesar de existir las probabilidades, no existe ninguna garantía de obtener una ganancia cien por ciento segura y, al estar ligados los juegos de azar al dinero y a la posibilidad de ganar en un “golpe de suerte” la humanidad no perderá el interés ni el deseo de hacerse ricos fácilmente.

El éxito no se obtiene con los juegos de azar, sino con el esfuerzo constante y disciplinado.