Peculiaridades de la baraja de cartas inglesa

Los juegos de casino más populares que utilizan la baraja inglesa de 52 cartas son el blackjack y el póker. En la actualidad la baraja inglesa está adaptada a muchos juegos de cartas en la versión de casinos online, ya que estas plataformas ofrecen los juegos clásicos y variantes poco tradicionales que le agregan un mayor grado de diversión y espectacularidad al juego.

 

Composición de la baraja inglesa:

Los palos:

La baraja inglesa está dividida en cuatro palos o grupos de cartas cuyas figuras se cree representan las diferentes clases sociales que existían en la edad media, veamos:

Corazones:  Presenta figuras de corazón rojo que representan el clero, la iglesia y los sacerdotes.

Diamantes: Sus figuras de rombo de color rojo simbolizan los comerciantes, el poder y el oro.

Tréboles: Los tréboles de tres hojas de color negro tienen su analogía con los campesinos, el trabajo y el campo.

Espadas o picas: tienen la forma de una punta de lanza de color negro que representa los caballeros medievales, los soberanos y los nobles.

Cada uno de los palos está compuesto de 13 cartas que van en orden A,2,3,4,5,6,7,8,9,10,J,Q,K, respectivamente.

El As:

Es una carta con mucho poder en la baraja ya que representa la unidad. En cada palo de cartas existe un As, por tanto, la baraja inglesa consta de cuatro As; espadas y tréboles de color negro y corazón y diamantes de color rojo. La connotación de dominio del As no solo se utiliza para los juegos de azar, ya que en la dialéctica cotidiana la palabra As se puede relacionar con ser el mejor o tener una ventaja con el as bajo la manga.

Esta carta tiene una peculiaridad, ya que puede ser utilizada como una carta inferior con un valor de 1, o como una carta superior por encima del rey con un valor de 11, dependiendo de las necesidades de la apuesta del jugador.

Cartas con figuras:

Cada palo de la baraja inglesa posee tres cartas con figuras que tienen un valor de 10 puntos cada una y se identifican con la realeza o personajes históricos de la era medieval, vamos:

La jota: Representada por la letra J, se relaciona con la servidumbre de los reinos y ducados de la época. Las J de corazones y de picas poseen una peculiaridad ya que están dibujadas de perfil, al igual que el rey de diamantes.

La reina: Está representada en cada palo por la letra Q (de Queen en inglés). La peculiaridad de estas cartas se da en la reina de espadas, que fuera de tener flores en sus manos, también posee un cetro.

El rey: Se representa con la letra K (de King en inglés). Estas cartas representan el poder de la monarquía y antiguamente se designaban con figuras representativas de los reyes de la época. La carta del rey de corazones ha sido catalogada como la representación del rey suicida, ya que presenta una peculiaridad en los dibujos de las cartas actuales por tener dibujada una espada en la cabeza, donde antes tenía un hacha.

El Joker:

Es una carta introducida en Estados Unidos de América a la baraja inglesa y representa a un bufón de la era medieval, con el nombre de arlequín alegre. Esta carta no representa un valor determinado ya que sirve para sustituir cualquier carta en el momento que el jugador la necesite, tomando la categoría de comodín en el juego.

Pintas:

La baraja inglesa no posee la discontinuidad en el borde de las líneas como la baraja española, para que el jugador en forma privada sin necesidad de desplegar todas las cartas reconozca cuál es su juego. Sin embargo, para que los jugadores que utilizan las cartas inglesas identificaran las pintas se destinó un espacio en los extremos, que posee un dibujo pequeño de cada uno de los símbolos del palo: corazón, diamante, espada, trébol.