Turismo y casinos, una gran oferta de diversión

La evolución del turismo ha sido constante, y continuamente hacen su aparición nuevos destinos por el mundo y se renuevan los productos turísticos incorporando experiencias y sensaciones inolvidables en cada destino. El turismo tiene un conjunto de ofertas, atractivos y servicios que atraen al visitante, generando sentimientos que se quieren revivir siempre.

Dentro de las ofertas turísticas se destacan los recursos naturales con amplias y variadas opciones: selvas, desiertos, playas, ríos, montañas, etc.  También los servicios ofrecidos son múltiples, llamativos y sugestivos: hoteles, restaurantes, centros de diversión y entretenimiento como: clubes nocturnos, discotecas, teatros y casinos.

Los casinos, con el ánimo de incursionar en la industria del turismo, y aumentar con ello su reconocimiento y poder, han creado grandes complejos turísticos donde brindan atención y servicios de primer orden.

Los casinos ya no se limitan a los juegos de azar y las apuestas. Ya se consideran un destino turístico con amplias posibilidades, hoteles de lujo, restaurantes, espectáculos, musicales y una amplia gama de proyectos en pro de hacer que sus visitantes disfruten del mejor servicio.

Las Vegas, por ejemplo, es un referente mundial. Sin lugar a dudas es un destino turístico, no sólo por los juegos de azar, sino también, por los diferentes y atractivos servicios de excelente calidad, que ofrecen los complejos turísticos, la ciudad recibe miles de visitantes anualmente, que gastan cientos de millones de dólares, que a su vez, fortalecen la economía de la región.

Otro destino turístico es Macao, cerca de Hong Kong, donde los centros nocturnos, complejos turísticos y la gran cantidad de casinos lo han convertido en uno de los destinos preferidos en Asia.

La industria de los casinos se constituye como un incentivo para incrementar el turismo. Ejemplo de ello están: Las Vegas, Atlantic City y ciudades como Baden-Baden, en Alemania y Barcelona en España.

En el mundo, los casinos han mejorado sus mercados, construyendo centros turísticos que, junto a los juegos de azar y los entornos naturales, se constituyen en atractivos para los turistas que, atrapados por las alternativas, permanecen más tiempo en estos lugares.

Actualmente se están suavizando las prohibiciones y normas a los casinos, ya que éstos, han jalonado otros sectores económicos, como es el caso del turismo. El mundo de los casinos ha ampliado su oferta y se han convertido en centros turísticos donde se ofrece, junto con los juegos de azar, un paquete que incluye diversión, comercio, comodidad y satisfacción a los turistas.